Nuestra Historia

Corría el año 1.975 cuando un grupo de vecinos de As Pontes, unidos por su afición a la práctica del tiro al plato, fundaron una sociedad encaminada a tal fin denominada inicialmente como SOCIEDAD DE TIRO AL PLATO PENA DA REVOLTA. Los principios, como es habitual, fueron lentos, compra de terrenos, autorizaciones, permisos, y todo tipo de trámites legalmente obligatorios.
Fue en el año 1.978 cuando se acondicionó un foso para la práctica de este deporte, así como el inicio de la construcción de un local social. Y al año siguiente ya se empezó a acometer la construcción de una pista polideportiva, que a la postre no tendría la aceptación que en un principio se había pensado.
En el año 1.985, y a petición de los socios, parte del local social se decidió acondicionarlo como bar.
Transcurría el tiempo, y cada vez había mas socios interesados en la práctica de otras modalidades deportivas de tiro, motivo por el cual en el año 1.989 se construye una pequeña galería de tiro de precisión de 25 y 50 metros, con siete puestos de tiro.
Ya en la década de los 90 se realizaron obras como la construcción de un frontón en la pista polideportiva con la intención de atraer a otros grupos de deportistas que no fuesen tiradores. Se realizaron obras de mejora de las instalaciones así como la construcción de un almacén para materiales, herramientas, y stocks de platos. Debido al incremento de tiradores en la modalidad de tiro al plato, en el año 2.000 finalizan la construcción de un nuevo foso. Y también se acaba de rematar el acondicionamiento de varias canchas de recorridos de tiro (IPSC).
En el año 2.008 se adapta uno de los fosos para que se pueda usar también en la modalidad de Compack, y se construye una oficina y un almacén en la zona de IPSC.
Con todo esto se había conseguido que el club estuviese dotado de unas instalaciones de primera índole, lo cual conllevó a que en los años 2.009, 2.010 y 2.011 se realizara en las instalaciones del Club, tres campeonatos de España de recorridos de tiro, así como tiradas oficiales de cuerpos policiales y militares, quedando todos los participantes gratamente satisfechos tanto con el entorno, las instalaciones, como con la organización de dichos eventos.
Cabe destacar que durante estos años, se incrementó el número de canchas de esta modalidad, llegando hasta un total de 25. En la actualidad, se mantiene el afán de seguir mejorando y de que cada día, mas personas puedan disfrutar de la práctica de su deporte favorito, y siempre intentando que sea en las mejores condiciones posibles.

>